LA TEMIBLE LEISHMANIOSIS

Hoy en día a quién no le suena la palabra “leishmania”? Pero realmente sabemos lo que es la leishmaniosis? La leishmaniosis es una enfermedad que afecta a muchos animales en nuestra zona, y que es causada por un parásito llamado “leishmania infantum”.

Pero… cómo se contrae?

Cuando viene el buen tiempo aumenta el número de mosquitos. Un mosquito del tipo “Flebotomo” que ha picado un animal con la enfermedad previamente, pica a nuestro perro transmitiéndole el parásito y haciendo que el cuerpo responda atacándolo con células de defensa. Según la cantidad y efectividad de las células de defensa, el parásito será destruido o se harán anticuerpos para combatirlo.  

Los anticuerpos se fusionarán con los parásitos formando unos complejos que mediante la sangre van a depositarse en órganos diana: el riñón, la piel, los ojos, las articulaciones… provocando signos como piel seca y descamada, pérdida de peso, insuficiencia renal, problemas oculares, cojeras… y sin tratamiento puede ser mortal.  

 

Cómo se detecta? La leishmaniosis se detecta con una analítica de sangre. Hay tests rápidos que nos indican la presencia o ausencia de anticuerpos frente al parásito en la sangre, y podemos saber si nuestro perro está infectado en sólo 10 minutos.  

La leishmaniosis se puede prevenir? SÍ!  Hoy en día hay varias formas de protección frente a la leishmania:

  • Collares y pipetas repelentes.

Porque como menos mosquitos le piquen a nuestro animal, menos riesgo de padecer  la enfermedad, no?

Aún así, la eficacia de estos productos es de entre el 94-98%, y puede ser que algun mosquito llegue a picarles igualmente.

Hay gran variedad de productos a este efecto: en formato collar están Scalibor, Seresto, Merlin… y en formato pipeta están Frontline Triact, Vectra, Advantix…

  • Leishguard

Hemos dicho que las células de defensa pueden destruir los parásitos en buena parte, no? Y que la enfermedad se da cuando no logran destruirlos y se hacen anticuerpos y complejos… pues por qué no decirle al cuerpo que haga más células de defensa, y que sean más efectivas? El leishguard es un jarabe que se da durante 30 días, entre 2-3 veces al año, según la zona (febrero, junio y octubre), y que hace que la respuesta del cuerpo sea más celular que “humoral” o de anticuerpos. De este modo, se destruye más cantidad de parásito y es más difícil contraer la enfermedad  

  • VACUNA CONTRA LA LEISHMANIA

SI, hace unos pocos años que ya hay DOS vacunas contra la leishmania en el mercado! Canileish y Letifend.

Y cuál es la diferencia entre ambas? Se diferencian en:


1.- La “primovacunación” o primera vez que se aplica la vacuna: la primera vacuna que apareció el 2012 (Canileish) necesita de tres dosis separadas tres semanas, la primera vez que se aplica, para hacer pleno efecto. En cambio, la segunda (Letifend) sólo necesita una dosis incluso la primera vez que se aplica para ser efectiva

2.-El precio: Canileish tiene un precio inferior por dosis de vacuna comparado con Letifend. Sin embargo, como el primer año que se aplica Canileish necesita tres dosis, el precio global es más elevado que con Letifend.

3.-Los efectos secundarios o reacciones alérgicas a la vacuna: las reacciones vacunales se deben al excipiente de la vacuna. En el caso de Letifend hay menos reacción vacunal que con Canileish, puesto que no lleva “adyuvante” o sustancia que ayuda al cuerpo a hacer más defensas contra ella, ya que es una vacuna más nueva que utiliza tecnología recombinante, y este hecho permite reducir los efectos adversos.

4.-La eficacia: Letifend es ligeramente más eficaz que Canileish.

La vacuna se dedica a hacer el mismo efecto que el leishguard con un solo pinchazo al año. Es imprescindible hacer un test previo antes de vacunar para ver que el animal no tenga ya la enfermedad, puesto que en ese caso no se podría vacunar y tendríamos que tratarlo*, y su eficacia es del 72% en zonas de alto riesgo, hecho que no está nada mal para ser una vacuna que protege frente a una enfermedad parasitaria.  

  • Medidas de manejo: sacar al perro a pasear en horas que haya menos mosquitos (están más activos entre el atardecer y el amanecer)

Qué es lo más conveniente?

COMBINAR MÉTODOS DE PROTECCIÓN!

Lo mejor es combinar un repelente para evitar que piquen el mayor número de mosquitos posible junto con algo que haga que los pocos que pasen esa barrera no supongan un problema para el animal, y puedan afrontar la enfermedad.  

Consulta con tu veterinario y te indicará el método más eficaz para tu animal y vuestro estilo de vida.